Se encuentra usted aquí

Testimonios

Hay muchas personas que nos han escrito para compartir sus bellas experiencias al recibir sus nombres espirituales. Es inspirante escuchar sus historias y pensamos que tú también las apreciarías. Nos fascinaría escuchar acerca de tu experiencia al recibir tu nombre espiritual. Por favor escríbenos y comparte tu historia con nosotros.


“Desde que tengo memoria he querido cambiar mi nombre a Angharad, para respetar mis raíces de mi patria galesa. Creía que al tener ese nuevo nombre podía vivir a la altura de mis aspiraciones, despojarme de todos mis temores y errores del pasado, y tener una vida más dirigida. ¡Luego recibí el nombre espiritual ‘Angad’! Angad es Angharad sin sólo tres letras, ¡es completamente increíble!

~ Angad Kaur, Londres 


“Quisiera agradecer la oportunidad de obtener mi nombre espiritual a través de su página Web.  ¡Qué regalo más maravilloso! Desde hace tiempo me atraía la idea de obtener un nombre espiritual y siento que ahora es el momento propicio para solicitar uno.  Aunque estoy agradecido del nombre que me dieron mis padres, un nombre espiritual, como lo sugiere su sitio, es una bendición vibratoria que, para decirlo en pocas palabras, resume mi firma vibratoria como un ser espiritual en este camino espiritual.   Actuará como un recordatorio constante para mí, ayudándome a regresar a mi centro.  Como tal, veneraré este nombre ya que será un espejo de mi alma.”

~ Nadh Singh


“Gracias. Este nombre me ha conmovido profundamente y tendré una gran reverencia por él.  Tiene una gran conexión a las cosas que han transcurrido en mi vida, en años recientes, y me va a ayudar mucho. La idea de que el loto proviene del lodo pero que se eleva en el aire por arriba del estanque me recuerda que lo desagradable que se ha cruzado en mi camino no define quién soy, sino puede interpretarse como una fuente que me nutre y me permite crecer espiritualmente.”

~ Kamalpal Kaur, Washburn, Wisconsin


“Sólo quería agradecerle por mi nombre espiritual. Lo recibí el año pasado, el 24 de agosto. Sólo lo sabía yo y se lo dije a mi esposo, y ahora, un año después de practicar Kundalini Yoga y sadhana en Francia, empiezo a compartir mi nombre espiritual. Fue necesario que me empapara en él primero, antes de compartirlo. Ahora sé que el compartirlo fortalece esta vibración en mi camino.
Ahora comprendo, fortalecida, lo que es el poder el nadh y el poder de este nombre, cuál es el poder de la encarnación de este nombre bello!”

~ Seva Simran Kaur, Burdeos, Francia


“Lo que yo esperaba cuando pedí mi nombre espiritual era como obtener una nueva aplicación "app" para mí misma, o sea fácil de instalar y amigable para el usuario. Sin embargo, lo que sucedió es que fue como apretar el botón de reinicio y el proceso todo fue difícil, me sentí muy incómoda, porque uno no quiere dejar atrás aquello con lo que ya está acostumbrado.
En el momento que le escribí fue como que casi había un cero a mi alrededor, ¡y fue bueno e importante tener esa posibilidad! ¡Muchísimas gracias! Ahora estoy empezando a descubrir un aspecto o una verdad más profunda de mi misma y me estoy acostumbrando, poco a poco... y ahora puedo aceptar Akalmeet.

~ Akalmeet Kaur, Torisvorst, Alemania